martes, 17 de julio de 2012

Cómo se pone la lavadora (sin estropear la ropa)





Polo Boutique Retro | 16:40 | ¡Tus comentarios nos hacen feliz! | Tweet +1 Like


Llega el día de hacer colada y no sabes como organizar el montón de ropa que se acumula en el cesto de la ropa (y alrededor). Si para ti lavadora es un objeto no identificado que te devuelve la ropa mordida, desteñida o encogida este tutorial es para ti. Respira y a por el toro.1. Airea los trapos sucios
La ropa sucia que guardemos hasta el día de la colada evitaremos ponerla en un recipiente hermético ya que fácilmente toma manchas de humedad. Procura que esté siempre algo aireada, y sobre todo, nunca debe ponerse húmeda en el cesto.

2. Clasifica la ropa por grado de suciedad
Si tienes sólo unas cuantas prendas muy sucias no es necesario aumentar la dosificación de limpiador para toda la capacidad de la lavadora, lo cual sería un despilfarro y contamina más las aguas residuales. 3. Controla los bolsillos.Antes de lavar los pantalones a máquina controlaremos los bolsillos por si hubiese quedado en ellos algún objeto, como suele ocurrir sobre todos con los de los niños.

4. Lava la ropa clara y la oscura por separado. Así evitamos que las prendas blancas vayan cobrando un matiz grisáceo, lo cual se debe a que las prendas oscuras, aunque se hayan lavado varias veces, siempre sueltan algo de pigmento.
5. Lo blanco a remojo. La ropa blanca que se hayan ensuciado mucho no se mete directamente en la máquina, sino que antes de ponen en remojo. Añadir al agua un chorrito de esencia de trementina.Remoja lo sucio. En general las prendas muy sucias se preparan poniéndolas en remojo y quitándoles las manchas (por ejemplo con jabón al ácido gálico). De esta manera no será necesario aumentar la dosificación del producto limpiador para toda la carga de lavadora.

6.
Blanquear la lencería. Las prendas finas que han amarilleado un poco recuperan su frescura y quedan esplendorosasmente blancas añadiendo al agua del último aclarado una cantidad de bórax (una cucharada cada diez litros de agua, removiéndolo bien).

7.
Cuellos de camisa. Si están muy sucios, antes de lavar la camisa frotaremos el cuello con un poco de champú para el pelo, ya que este disolverá la grasa corporal sin perjudicar la prenda.

8.
Blanqueador para la colada. Las prendas quedarán deslumbradoramente blancas y exentas de manchas si ponemos en la máquina un guante viejo anudado, conteniendo un limón cortado por la mitad dejando la cáscara.

9.
Mantas de lana. Las mantas deben sacudirse, cepillarse y airearse con frecuencia, pero si llegan a tomar mucha suciedad se lavan como cualquier otra prenda de lana. Para secarlas y evitar su deformación al tenderlas, las colocaremos diagonalmente sobre el tendedero.
10. Jersey de algodón. Los jerseys de algodón tienden a encogerse después de varios lavados. Ara evitarlo introducimos el jersey en una funda de almohada, debidamente abotonada, y de esta manera lo meteremos en la lavadora.
11. Vinagre para reavivar los colores. La colada de color recuperará su lozanía originaria añadiendo un poco de vinagre al agua del último aclarado, o empapando con vinagre el trapo húmedo que usamos para planchar.
12. Prendas de color negro.
Para evitar el engorroso efecto de que destiñan y vayan perdiendo el color negro, se lavarán en agua salada templada.
13. Prendas que encogen. Las prendas y las piezas de tela nuevas encogen menos si efectuamos el primer lavado con agua templada o incluso fría.

14. Lava antes de estrenar. Lavaremos todas las prendas nuevas en frío antes de usarlas por primera vez, para que no encojan más tarde, y luego con el agua tan caliente como cada prenda consienta, a fin de eliminar o reducir los posibles restos de productos perjudiciales. Incluso las prendas etiquetadas “100% algodón” suelen estar aprestadas con resinas de formaldehido, y no siempre se distingue por el olor la presencia de tales sustancias.
15. Prendas de punto deformadas. Cuando se han ensanchando en exceso o formado “bolsas”, podemos devolverles el aspecto originario poniéndolas a remojar en agua con vinagre muy caliente, y luego muy fría. La diferencia de temperaturas enconge la lana, pero ¡atención!, porque puede apelmazarse el género.
16. Prendas que sueltan fibra. Aunque suelten fibra pueden lavarse a máquina con las demás, siempre y cuando las metamos previamente en una funda de almohada que cierre bien.


Por Polo Boutique Retro
Un poco sobre el autor
Introduce una breve descripción tuya
Lee más cosas de Polo Boutique Retro en y Twitter

Comparte y difunde Share On Facebook +1 This Post blogger tips Digg This Post Stumble This Post Tweet This Post Tweet This Post Tweet This Post Save Tis Post To Delicious Share On Reddit Bookmark On Technorati

Quién leyó ésto también leyó

0 comentarios: